Busca tu Punto Repro
Inicio Blog Tipos de encuadernación

Tipos de encuadernación

¿Libro en tapa dura? ¿Cartoné? ¿Rústica? ¿Tapa blanda? ¿En qué se diferencian? Muchas veces surgen dudas sobre los tipos de encuadernación de libros que existen.

Desde los inicios de la imprenta encuadernar es el proceso mediante el cual se unen cuadernos de hojas con sus tapas de forma más o menos permanente para obtener un libro u otro tipo de documento similar.

En Reproexpres te mostramos los diferentes tipos de encuadernación para tus proyectos:

 

Tapa dura o cartoné:

Consiste en pegar la impresión del documento a unas portadas de cartón rígido de unos 2 o 3 mm de grosor, forrado con tela o papel. Las hojas sobre las que se pega la cubierta se llaman guardas.

Con esta encuadernación conseguimos un producto de gran calidad, solidez y resistencia. Es habitual este tipo de encuadernación en libros de ediciones de lujo, ya que la tapa dura admite todo tipo de decoración adicional.

Usos más comunes: libros, enciclopedias, ediciones especiales.

Ventajas/inconvenientes: Mayor valor percibido y mayor coste de producción.

 

Tapa blanda o rústica

Este tipo de encuadernación es más versátil, ligera y económica. Se compone de dos partes (páginas interiores y cubiertas, casi siempre se pegan al lomo la portada y la contraportada). El contenido puede ir cosido o engomado.

Usos más comunes: Libros, catálogos, revistas, folletos extensos, etc.

Ventajas/inconvenientes: A partir de 80 hojas y 5mm de grosor del documento. Se consigue una producción bastante económica en impresión digital.

 

Grapada o engrapada

Este tipo de encuadernación consiste en grapar los cuadernillos directamente al centro del pliego (el tipo de pliego común es el cuadernillo de 16 hojas).

La más habitual es la grapa plana, pero con la grapa tipo omega podemos archivar el documento gracias a sus ojales curvados hacia afuera.

Usos más comunes: Revistas, periódicos, fanzines, cómics, manuales y folletos.

Ventajas/inconvenientes: Lo más habitual es entre 8 y 36 páginas. Se utiliza sobre todo para ediciones de gran tirada.

 

Encuadernación en espiral

Es un tipo de encuadernación que consiste en realizar una serie de agujeros en un lado de las hojas e introducir en ellos un filamento continuo de PVC similar a un muelle.

En general podemos decir que es un sistema que da un resultado algo menos estético, pero más práctico y funcional.

Usos más comunes: Libretas, manuales, calendarios, agendas, temarios, material didáctico, documentos administrativos.

Ventajas/inconvenientes: Como ventaja principal este sistema permite girar completamente las hojas.

 

Si necesitas imprimir tus libros, folletos o documentos y sigues teniendo dudas sobre qué tipo de encuadernación es la que más te conviene, ponte en contacto con nosotros a través del correo presupuestos@reproexpres.com. Te ayudamos a elegir la mejor opción para ti.